Fiscalía Adjunta del Área VII

 

Funciones 

La Fiscalía Adjunta del Área VII del Ministerio Público se halla abocada a llevar adelante las tareas previstas por la Constitución y la Fiscalía General del Estado.  Realiza controles periódicos y evaluaciones sobre el desarrollo de las causas tramitadas, optimiza el rendimiento del recurso humano con constantes capacitaciones, delinea las acciones para el cumplimiento del Plan Operativo Anual y aquellas que contribuyan al funcionamiento armónico y eficaz de la institución.

 

Estructura y Área de Cobertura

El Área VII del Ministerio Público comprende los departamentos Cordillera y Paraguarí. 

Esta Área posee dos Fiscalías Regionales; en las ciudades de: 

 

  • Caacupé 
  • Paraguarí.

Igualmente Cordillera cuenta con las Fiscalías Zonales de:

 

  • Eusebio Ayala
  • Emboscada.

Mientras que en Paraguarí, están asentadas las Zonales de:

 

  • Carapeguá
  • Ybycuí
  • Quiindy.

 

Los agentes fiscales encabezan las investigaciones de las Unidades Penales Ordinarias, Unidad Especializada de Narcotráfico, Abigeato, Electoral, el Área Tutelar (Civil, Comercial, Laboral y Niñez), y las Unidades de Transición y Ejecución.

 

Actividades

El Área cuenta asi mismo con una Oficina de Medicina Legal en Cordillera, la cual funciona en la sede de la Fiscalía Regional de Caacupé, con tres médicos forenses y dos asistentes. Igualmente, funcionan dos Oficinas de Asistencia a Víctimas en las sedes de la Fiscalía Adjunta y de Paraguarí, con psicólogas y trabajadoras sociales.

 

En la Fiscalía Adjunta del Área VII se implementó el control periódico de las Audiencias Preliminares y Juicios Orales de la zona, a través de la Coordinación General de Audiencias, que tiene como objetivo velar por el cumplimiento y respeto de los derechos y garantías constitucionales.

 

Se destacan las reuniones interinstitucionales en el marco de las festividades religiosas en honor a la Virgen de Caacupé, en las que el Ministerio Público tiene activa participación cada año con la intención de brindar a la gran multitud que se traslada hasta el lugar una respuesta inmediata ante la comisión de un hecho punible.